Skip to main content

FORO “POR PURO PLACER: DEBATIENDO SOBRE SEXUALIDAD”

BANNER

Con el objetivo de promover un debate amplio sobre las causas y las consecuencias de la desinformación acerca de la sexualidad, a partir de nuevos enfoques, lenguajes y perspectivas que permitan visibilizar la realidad de esta problemática en nuestro medio y brindar pautas para su incorporación en políticas de salud, educación y comunicación, se realizó el Foro “Por puro placer: Debatiendo sobre Sexualidad” el pasado 27 de junio en el auditorio del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (MUSEF).

En ese sentido se convocó a diversos/as protagonistas de la sociedad para la articulación de sus criterios, expectativas y necesidades en torno a la sexualidad repartidos en 3 paneles:

  • Sexualidad y transdisciplinariedad

La sexualidad, como todo campo humano, es indudablemente una construcción histórica, marcada por las experiencias construidas culturalmente; por tanto, es imprescindible buscar una descripción más profunda y amplia de las prácticas sexuales de la población para poder reflexionar sobre ellas. A fin de evitar el reduccionismo en nuestras miradas sobre la sexualidad, dos enfoques nuevos nos ayudan ha ampliar la visión de la sexualidad y de nuestra sexualidad: el transdisciplinario, que trasciende los horizontes y límites disciplinarios para entrever los rasgos generalmente ocultos de la sexualidad humana y el de la interseccionalidad que mira, especialmente en los países colonizados, el entramado que las categorías de raza, género, clase y sexualidad adoptan en la configuración del sistema de dominación y explotación.

  • Sexualidad y mujeres diversas

Gracias a los principios de universalidad, interdependencia e inclusividad de los Derechos Humanos, los instrumentos de protección para esos derechos han sido aplicados a todas las personas sin ningún tipo de distinción. En esa medida, se reconocen importantes avances en la normativa nacional y local relativa a la protección los colectivos LGBT, personas con discapacidad y mujeres en general.

En este panel se desarrollaron temas diversos relacionados con la población LGBT, mujeres indígenas y afrobolivianas, y la sexualidad y discapacidad.

 –Mujeres indígenas y afrobolivianas

El pasado colonial boliviano impuso relaciones de poder que sometieron a las mujeres indígenas a marcos de violencia en la pareja, la familia y la comunidad, el cual hizo surgir una relación de interdependencia entre la colonialidad, trabajo doméstico, género y violencia sexual, a la que se añade la pobreza como detonante de las condiciones de vulnerabilidad de las mujeres indígenas y afrobolivianas.

-Sexualidad y discapacidad

Las personas con diversidad funcional o personas con discapacidad se enfrentan permanentemente a estereotipos que afectan a su intimidad y su sexualidad. En el caso de las mujeres con discapacidad, es especialmente complicado para ellas encajar en el modelo de la feminidad hegemónica. Acompañan su vida sexual, los mitos de la asexualidad (mujer con diversidad funcional no es ni objeto ni sujeto de deseo); la dependencia y el aislamiento afectivo y su aparente incapacidad para la maternidad, entre otros.

  • Sexualidad y TICs

El papel que tradicionalmente han jugado los medios de comunicación en la difusión de información, de conocimientos o de juicios sobre la sexualidad, pero también de prejuicios y estereotipos varios, ha sido trastocado por la tecnología y la explosión de los medios informáticos, convirtiéndose éstos en las fuentes más importantes para la construcción social de la sexualidad.

Varios estudios recientes señalan que un número cada vez mayor de adolescentes asume la tecnología como el vehículo más directo, atractivo y eficaz para resolver sus dudas y canalizar sus intereses en el campo de su sexualidad además, por supuesto, de la influencia de la tecnología a nivel individual y societal en su conjunto.

 

 

EVENTO DE RENDICIÓN DE CUENTAS A AUTORIDADES MUNICIPALES CONVOCADO POR EL CONSEJO CIUDADANO DE MUJERES

Logo CCM-01

El Consejo Ciudadano de Mujeres del Municipio de La Paz (CCM), realizará el 9 de abril, un evento de rendición de cuentas, en el que se solicitará información sobre avances y desafíos de los diferentes programas y proyectos municipales, respecto a problemáticas y demandas más urgentes de la Agenda Municipal de las Mujeres Paceña, sobre la base de cuatro ejes temáticos:

  • Violencia basada en género: Atención de casos de violencia hacia mujeres. Seguimiento e información de casos denunciados.
  • Mujeres y participación social: Gestión Municipal
  • Políticas para la igualdad de las mujeres (salud y derecho a la ciudad): Enfoque preventivo, de género, de derechos e interculturalidad en la atención de la salud. Espacio público, desarrollo urbano desde las necesidades diferenciadas de género.
  • Políticas para la igualdad de las mujeres (inversión sectorial vecinal y programas de igualdad): Inversión sectorial para mujeres de porcentaje de POA Vecinales. Programas de la Dirección de Coordinación de Políticas de Igualdad (DCPI) para la igualdad de género.

El CCM, haciendo uso de sus facultades de asesoramiento, coordinación y seguimiento respeto a las políticas públicas municipales que promuevan y garanticen los derechos de las mujeres, convocó previamente a las autoridades e instancias municipales involucradas, con el fin de generar un diálogo respecto a la información de la gestión municipal, valorar los alcances y aportar para mejoras en los desafíos.

 

Coloquio internacional «Libertad religiosa para garantizar un Estado laico»

52308119_757086908049423_5293754123844321280_n

En el marco del 171 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se realizó el pasado martes 12 de febrero, el coloquio internacional «Libertad religiosa para garantizar un Estado laico», a cargo de la Mesa Nacional de Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos y el Pacto Nacional por la Despenalización del aborto en Bolivia.

El evento se realizó en el Hotel Parador Santa María la Real y contó con la participación del experto internacional Alberto Rojas (Costa Rica), sociólogo de las religiones.

Durante el evento se debatió sobre el Estado y el poder político, que aún se encuentran bajo algunos dogmas religiosos; y cómo en algunas partes del continente, han existido pactos entre grupos religiosos y políticos de ultraderecha, que representaron cambios en los gobiernos y la restricción de derechos.

Además, se presentó un análisis del anteproyecto de Ley de libertad religiosa y creencias espirituales.

Es importante hacer valer el principio constitucional de la laicidad, que requiere más que una postura neutral frente a las religiones, significa mover los obstáculos que impiden ejercer la libertad de conciencia y revertir lo que impone el poder religioso sobre toda la sociedad. La laicidad hace posible la libertad, es la garantía para el ejercicio pleno de los derechos de todos/as.

Presentación investigación «Diagnóstico de la situación de la laicidad en Bolivia»

Captura

El pasado jueves 22 de noviembre se llevó a cabo la presentación de la investigación «Diagnóstico de la situación de la laicidad en Bolivia», en un evento desarrollado en el marco del Seminario Internacional Estado Laico para fortalecer la Democracia.

Esta investigación fue desarrollada gracias al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y su publicación con el apoyo de RFSU, con el objetivo de contar con un estado de situación nacional sobre las repercusiones del mandato expresado en el artículo 4 de la Constitución Política del Estado (CPE), en el ámbito de la gestión pública. Las evidencias recogidas en el proceso de investigación serán los insumos de una agenda social de exigibilidad para avanzar en la construcción de un Estado laico en Bolivia

El hito central que marca los alcances de la investigación es la aprobación de la CPE y las transformaciones que desencadena el nuevo proyecto político del Movimiento al Socialismo (MAS) en el periodo 2006-2018; para lo cual, se han definieron ejes temáticos:

-Las relaciones entre el Estado y las iglesias,

-Los derechos humanos y la laicidad en la gestión pública

-Los avances de la educación laica

-El estado de la promoción de la laicidad en los medios de comunicación y las organizaciones de la sociedad civil.

La estructura de la investigación contempla un marco teórico en el que se revisan los hitos de la laicidad y el laicismo en Latinoamérica, y los antecedentes históricos de las relaciones Estado-iglesias (Iglesia católica específicamente por sus connotaciones políticas); luego se desarrollan 4 capítulos sobre los hallazgos encontrados en los ejes anteriormente mencionados.

Los resultados alcanzados muestran importantes avances en materia de derechos humanos a nivel nacional y en menor proporción en lo local; estos resultados se ven ensombrecidos y en situación de riesgo debido al surgimiento y/o conformación de movimientos conservadores con fuerte presencia en el ámbito político y social.

Se concluye con una propuesta de agenda de exigibilidad social para el cumplimiento del mandato constitucional, considerado, unánimemente, como un hito en la historia política de Bolivia. La incorporación de la laicidad en el proceso pre-electoral venidero, deberá tener como base la argumentación de los movimientos de mujeres y de derechos humanos planteada en la Asamblea Constituyente junto a las reivindicaciones de los pueblos indígena-originario-campesinos.

No podemos afirmar que Bolivia sea un Estado laico, pero sí, que la laicidad tiene una oportunidad histórica para desarrollarse en el país, sobre el potencial que muestran las acciones gubernamentales, las de la sociedad civil y de las instituciones comprometidas con los derechos humanos y la igualdad jurídica.

 

#IglesiasYEstadoCadaUnaPorSuLado.

Seminario Internacional “Estado Laico para fortalecer la Democracia»

WhatsApp Image 2018-11-27 at 14.11.37

22 de noviembre.- Generar un espacio de conocimiento a profundidad sobre elementos esenciales del principio de laicidad y Estado laico y las formas objetivas de hacerlo realidad en el marco de la gestión legislativa y pública fueron los objetivo del Seminario Internacional “Estado Laico para fortalecer la Democracia”, organizado por Católicas por el Derecho a Decidir/Bolivia, la Mesa Nacional de Derechos Sexuales y Reproductivos, Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto y la Red de Libertades Laicas Bolivia.

En este momento de la realidad boliviana se considera altamente necesario conocer y reflexionar sobre lo que es el principio de laicidad contemplado dentro del artículo 4 de la Constitución Política del Estado, ya que por su desconocimiento no hay un entendimiento cabal al momento de gobernar, y para que la voluntad política se enmarque únicamente en los valores éticos de los derechos humanos, y no en dogmas sobre todo en cuanto se refiere a aborto y a Derechos Sexuales y Reproductivos.

Para Celia Taborga, representante auxiliar del Fondo de Naciones Unidas para el Desarrollo (UNFPA), este es un momento muy importante para dialogar sobre este tema y sobre la importancia que tiene el que Estado sea laico, “es sumamente importante porque tenemos que hablar de laicidad, pero tenemos que articularnos en torno a ella para sumar valores que hacen a los derechos pero también a la democracia”, comentaba al momento de iniciar el seminario.

“El Estado laico se plasma en la ausencia de bancadas políticas religiosas, y con políticas públicas dirigidas a ciudadanos, no a creyentes, y un sistema educativo de igualdad y respeto al otro”, argumentaba el sociólogo e investigador de la Universidad La Salle de México Felipe Gaytán; invitado al seminario.

Junto a Gaytán, Paulo Bustillos de la Red de Libertades Laicas Bolivia,  fueron parte de los participantes que fueron invitados para exponer sobre:

-Contexto global y regional de la laicidad

-Perspectiva política de la laicidad en Bolivia

En su exposición, Gaytán explico las dimensiones de un Estado laico y cómo esa materialización es distinta en los países. Dijo que la primera dimensión que tiene es jurídica, por eso la insistencia de plasmarlo en las leyes y en la Constitución.

Añadió que un segundo elemento tiene que ver con las políticas públicas, que son decisiones, es efectivamente qué se va a hacer, cómo se va a hacer, quiénes son los beneficiarios y cuáles son los impactos que se buscan. Luego explicó que hay una tercera dimensión que es la punta de lanza de toda la laicidad: la educación.

En el evento se realizó, además, el lanzamiento de la investigación “Diagnóstico de la situación de la laicidad en Bolivia”, a cargo de su investigadora, Esperanza Tellez.

En el evento estuvieron presentes autoridades departamentales, nacionales, instituciones que trabajan en la temática y público en general. Se desarrolló en el salón Real I del Camino Real Apart Hotel.

 

 


 

Iglesia y Estado, cada una por su lado

e

Este mes iniciamos una campaña destinada a promover el conocimiento de la laicidad.  como garantía imprescindible para el ejercicio de las libertades ciudadanas y los derechos humanos en el marco de la democracia denominada «Iglesia y Estado, cada una por su lado»

Según el artículo 4 de la Constitución Política del Estado, “El Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión”.

¿Por qué la impulsamos?

Porque no existe un conocimiento básico de la laicidad dentro de la sociedad civil y peor aún, en servidores/as públicos/as y tomadores/as de decisión de los tres niveles de gobierno, hecho que repercute en la democracia y en el ejercicio de los derechos y en su garantía. La laicidad es un principio fundante que se configura en torno a la defensa de las libertades y derechos del individuo, entendiendo que cada persona es el último eje sobre el que se fundamenta la conciencia personal y su capacidad soberana de decisión y autonomía construyendo y fortaleciendo así, sus valores, creencias, libertades y derechos.

Legisladores jóvenes ocupan el 8,7% de escaños en la Asamblea

Infografia_LRZIMA20151212_0072_11

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz.

Para la legislatura 2015-2020, el 8,7% de la Asamblea Legislativa  —29 de las 332 curules entre suplentes y titulares— corresponde a legisladores jóvenes. Una “cifra histórica” si se compara con otros periodos en los que la representación fue menor.

Así lo establece un estudio del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) denominado El rostro joven de la Asamblea Legislativa Plurinacional, cuyos datos fueron recogidos este año y que se publicarán a principios de 2016. La Razón anticipa algunos de estos datos.

De acuerdo con el informe, solo desde el periodo legislativo 2006-2009 se pudo identificar la participación política de jóvenes en este escenario. En ese entonces, se registró el 1,6%, en tanto que para el periodo 2010-2014 se evidenció un notable crecimiento que alcanzó al 5,9%.  En los periodos anteriores, la participación de menores de 28 años fue nula, principalmente porque la legislación boliviana, específicamente la Constitución Política del Estado (CPE), lo impedía.

Cambio. “El cambio importante se produce a partir de 2010, momento en el que se habilita a aquellos mayores de 18 años para poder ser legisladores, al mismo tiempo que desde los partidos políticos se empieza a incluir a jóvenes dentro de sus cuadros”, reseña el documento. Además puntualiza que hasta 2009, con la antigua Constitución, la edad requerida para ser legislador era de 25 años en el caso de diputados y 35 años en el caso de senadores.

El gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) y los opositores Unidad Nacional (UN) y Partido Demócrata Cristiano (PDC), que tienen representación en la actual legislatura, se han encargado de incluir en sus listas de candidatos a figuras noveles en el marco de la vigencia de la Ley de Juventudes que garantizó la participación de grupo etario en la política y además fijó como el rango de edad del joven: 16 a 28 años.

En junio de 2014, previo a los comicios generales de 2014, La Razón informó que de los 744 candidatos titulares a senadores, diputados y representantes supraestatales inscritos por los partidos que participaron en los comicios, solo el 10,7% (80) era joven.

Para ese proceso electoral, UD postuló la mayor cantidad de noveles, no obstante, y tras las elecciones, el MAS obtuvo más jóvenes asambleístas (20) respecto de sus contendientes que alcanzaron cifras menores. El pacto UD consiguió ocho representaciones, en tanto que el PDC alcanzó una curul. Justamente esta última silla es ocupada por Yesenia Yarhui, la asambleísta más joven que juró al cargo a los 19 años. “Soy la parlamentaria más joven de Latinoamérica. Nosotros podemos establecernos como buenos líderes y generar perspectivas hacia el futuro porque tenemos la capacidad y preparación para estos trabajos”, señaló.

No obstante, los frentes optaron por asignarles funciones de suplencia. De los 29 que legislan en la actualidad, 20 son suplentes. Justamente esa es la principal deficiencia que han identificado los jóvenes asambleístas. Conforme a esas expectativas, demandan mayor apoyo en la formación de líderes dentro de las organizaciones y la generación de una Agenda Legislativa de Juventudes a través de un marco legal, que permita la renovación de cuadros políticos.

En la región, Bolivia tiene más escaños juveniles

La representación juvenil en la Asamblea Legislativa se incrementó en la legislatura 2015-2020. Según un análisis comparativo efectuado por la UNFPA, Bolivia ocupa el primer sitial en la región debido a que la legislación habilita las postulaciones al Órgano Legislativo desde los 18 años.

Así, el país cuenta con mayor porcentaje de asambleístas jóvenes (8,7), la mayoría mujeres, en comparación con Ecuador (5,1), el único en la región que tiene una legislación similar a la boliviana. “Únicamente en Ecuador y Bolivia se tiene como edad mínima para la postulación a cargos legislativos los 18 años, el resto varía entre los 21 y 35 años, dependiendo de si se busca diputación o senaduría”, precisa el documento.

Europa. De hecho son pocos los países que consignan candidaturas juveniles. En Europa, los estamentos deliberativos de España y Noruega registran el 1,4 y 7,1 de representación joven. La UNFPA considera que “no solo basta con la norma para conseguir la inclusión de jóvenes como autoridades legislativas, sino que por detrás están temas como el interés de los mismos, las posibilidades de ser parte de organizaciones sociales o estudiantiles desde corta edad”.

En ese escenario, los jóvenes demandan mayores espacios de participación política, a pesar de los avances que se registraron en este último periodo. Los frentes han instalado, por ello, espacios de formación y capacitación para preparar a sus nuevas generaciones.

 

 

http://www.la-razon.com/nacional/Legisladores-jovenes-ocupan-escanos-Asamblea_0_2397960275.html