Skip to main content

Falta de información facilita la construcción de mitos y prejuicios alrededor del aborto

 

 

Periódico Digital PIEB •  “La ausencia de información veraz y confiable facilita la construcción de mitos y prejuicios alrededor del tema” del aborto, según un estudio de las percepciones, posiciones y actitudes que existen sobre este hecho.

La investigación “Espiral del silencio en torno al aborto en Bolivia” se realizó por un impulso de Católicas por el Derecho a Decidir-Bolivia, a cargo de las consultoras M. Cecilia Chacón R. y Bethel Nuñez R., sobre la base de entrevistas a líderes de opinión, entrevistas a profundidad, cinco grupos focales, encuestas físicas y encuestas virtuales, con una participación en conjunto de 416 personas.

La delimitación dice: “La investigación busca conocer la espiral del silencio que se genera en torno al aborto, determinando los factores por los cuales las opiniones, percepciones y actitudes de la sociedad boliviana no se manifiestan públicamente, circunscribiéndose especialmente a los centros urbanos de las ciudades de La Paz, Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz, durante los meses de julio y agosto de 2014”.

Entre los hallazgos sobre el discurso y las percepciones respecto del aborto, las investigadoras verificaron que la falta de información veraz y confiable facilita la construcción de mitos y prejuicios sobre el tema: “Esto explica las diversas percepciones, nociones y actitudes frente al aborto sin base real; sin embargo, variables como religión, ideología política, pertenencia a un estrato social, también influyen en la construcción y mayor o menor adopción de tal o cual discurso sobre el aborto”.

Las investigadoras se dejaron guiar por la “teoría de la espiral del silencio”, desarrollada por Elisabeth Noelle-Neumann, para estudiar “el proceso de funcionamiento de la opinión pública como mecanismo de control social, frente al cual los individuos disidentes adaptan su pensamiento y conducta a lo que perciben como lo socialmente aceptado por la mayoría, para evitar el aislamiento social”.

En el proceso identificaron discursos moralistas-religiosos, discursos políticos y discursos sociales y discursos económicos. Entre sus conclusiones, las investigadoras dicen que la mayoría de las personas se manifiestan contrarias al aborto para no ser aisladas socialmente, aunque en los hechos la mayoría también concilia o transgrede a nivel privado las prácticas condenadas públicamente.

Como tercera conclusión se plantea que “las percepciones, posiciones y actitudes de la población boliviana sobre el aborto están basadas sobre todo en dogmas religiosos, culpabilización y estereotipos estigmatizantes con carga emocional negativa y se nota una gran ausencia de información real y no sesgada sobre la legislación vigente en Bolivia, así como las causas y consecuencias del aborto, las razones y los resultados de la despenalización en otros países, por ejemplo”.

Las conclusiones, resultados de encuestas y desglose de los discursos identificados pueden ser vistos en su totalidad en el link: http://issuu.com/andrearamirez726/docs/espiral_del_silencio

 

 

http://www.pieb.com.bo/sipieb_nota.php?idn=9853

Familia de niña espera exámenes físicos y psicológicos para legrado

Critica Activistas cuestionan posicion Iglesia_LRZIMA20150624_0016_11

La Razón / Wilma Pérez, Iván Condori / La Paz, Santa Cruz

Los familiares de la niña de 11 años que fue vejada por un mototaxista en Santa Cruz esperarán a que la menor sea sometida a exámenes físicos y psicológicos para proceder con el aborto terapéutico, razón por la que aún no hay fecha para la intervención.

“Nos falta programar los exámenes con el psicólogo y los médicos por el bienestar de la niña, pero por fuerza mayor nos tuvimos que ausentar de Santa Cruz. Calculo que máximo hasta la próxima semana se procederá con el aborto”, declaró ayer a La Razón la tía de la niña, quien se encuentra en La Paz con su sobrina.

La mujer recordó que los galenos de un centro de salud del Plan Tres Mil, en la capital oriental, les explicaron que para proceder con la interrupción del embarazo primero debían realizar una serie de exámenes. “Yo no se mucho de eso, pero si es por su bien lo haremos la próxima semana”.

Hace dos meses, la niña de 11 años subió a una motocicleta del servicio público para trasladarse a su casa, pero el conductor se desvió de la ruta para cometer el abuso sexual. La menor calló por temor hasta que se evidenció el embarazo, producto de la violación.

El Código Penal y la sentencia constitucional 0206/2014, aprobada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) en febrero de 2014, respaldan la práctica del aborto terapéutico de la niña. Esta última norma elimina la orden judicial como requisito para el legrado en caso de que el embarazo sea producto de violación, que ponga en riesgo la vida de la madre o si es resultado de incesto o estupro.

Pese a lo establecido en las normativas, el caso abrió un debate; por un lado, la Iglesia Católica condenó la práctica a través de un comunicado. “Dolorosamente toda violación provoca una víctima, pero interviniendo con el aborto se provoca otra víctima inocente, que es el niño por nacer, un ser totalmente indefenso”.

En tanto, las activistas feministas respaldan a la niña, quien pidió no ser mamá, y cuestionan la actitud de la Iglesia. Teresa Lanza, de Católicas por el Derecho a Decidir, criticó que los religiosos no tomen en cuenta la edad de la víctima. El Colegio Médico de Santa Cruz sostuvo que la gestación pone en riesgo la vida de la menor porque su cuerpo todavía no está preparado para el embarazo y el parto.

Gestación. Sabina Venegas, coordinadora de la Unidad de Víctimas Especiales de la Gobernación de Santa Cruz, manifestó que existe preocupación por la ausencia de la víctima, debido a que la gestación avanza y ella debe someterse a los exámenes médicos.

“Estamos esperando la llegada de la niña para proceder con la cita médica, ya debía estar aquí pero no tenemos contacto. Nos preocupa porque además del embarazo está el tema penal para que el responsable sea encerrado, caso contrario existe el peligro de que salga en libertad”, advirtió.

Miriam Suárez, directora de la Casa de la Mujer, entidad que apoya a la víctima, indicó escuetamente que “no se puede hacer escarnio con una niña de 11 años”, y que espera a la menor para apoyarla en la intervención.

La tía de la niña aseguró que el proceso de interrupción del embarazo se realizará en la capital oriental. La menor se recupera del trauma por el que atraviesa, en La Paz. “Por el momento se olvidó que está embarazada, está superando el conflicto lejos de su casa y la veo mucho más tranquila, incluso ya sonríe y habla con la gente”.

Opiniones del caso

Sergio Gualberti: ‘Dios decide sobre la vida’

“Sabemos que en Bolivia está permitido por la ley, pero esta parte ha sido observada por la Iglesia; no podemos pensar que se soluciona el problema eliminando una vida inocente, solo Dios y nadie más tiene derecho a decidir sobre la vida”. Es Arzobispo de Santa Cruz

Virginia Velasco: ‘No es apta para embarazo’

“Se respeta el derecho a la vida, pero se trata de una niña, es más, hay una sentencia constitucional mediante la cual se faculta y se protege a una niña cuando ha sido violada y fruto de eso queda embarazada. Esta menor no es apta para un embarazo”. Es Ministra de Justicia

Hernán Cabrera: ‘Tres agravantes para el aborto’

“Hay aborto impune porque es legal. Hay tres agravantes: ella es menor de edad, fue violada y dijo que no quiere ser mamá. La sentencia constitucional faculta a ella o a los padres solicitar la interrupción”. Es Defensor del Pueblo de Santa Cruz

¿Despenalizar el aborto? 67% de los encuestados se opone

f300x0 67542_67560_171

El aborto es permitido cuando la concepción es resultado de violación, estupro o incesto, o si pone en riesgo la vida de la madre.

Página Siete/Wendy Pinto  / La Paz.
El 67% de  800 consultados manifiesta su desaprobación a la despenalización del aborto en Bolivia, según el estudio realizado por la empresa Mercados y Muestras. El aborto es ilegal en Bolivia salvo en tres situaciones específicas.
A la pregunta: «¿Cree que el Gobierno debería despenalizar el aborto?”, la mayoría de los encuestados, que suma el 67%, contestó que no. El  29% dijo que está a  favor   y el restante 4% no supo qué responder.
El aborto está penalizado desde 1973 en el país. El 15 de febrero de 2014, el    Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP)  emitió la Sentencia 206/2014 que ratifica el respeto a la vida desde la concepción. Sin embargo,  permite el aborto impune   cuando la concepción es resultado de  una violación, de un rapto no seguido de matrimonio, de estupro o de incesto,  o  si  pone en riesgo  la vida de la madre.
La norma  anula  la autorización judicial que antes se exigía para esa práctica. Establece también que el aborto impune se podrá realizar   24 horas después  de la presentación de  una denuncia ante la Fiscalía. Sin embargo, los médicos  responsables de practicar el aborto tienen la facultad de negarse a realizarlo por «objeción de conciencia”.
Pese a la vigencia de la norma, el Colegio Médico, la Fundación Vida y Familia, entre otras instituciones, piden que el Ministerio de Salud  elabore el protocolo de atención de pacientes para que accedan al aborto impune.
El 26 de abril de 2015 se registró el primer aborto legal en Bolivia. Una niña de 13 años, que fue violada por su tío en Sucre, presentó denuncia ante la Fiscalía y se interrumpió el embarazo. Desde que se emitió la Sentencia 206/2014, se registraron  dos abortos impunes en La Paz.
El  28 de mayo, organizaciones y activistas por los derechos de las mujeres lanzaron un Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto en Bolivia. Denunciaron que 70.000 abortos  se realizan cada año en el país causando la muerte de miles de mujeres.

Se estima que se realizan 185 abortos cada día

Según el informe Las cifras hablan, de  Ipas Bolivia 2011, alrededor de 185 abortos son practicados cada día en Bolivia.  Según estimaciones del Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto en Bolivia, aproximadamente 70.000 abortos fueron realizados el año 2010.
De acuerdo con  la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número anual de abortos inducidos en América Latina y el Caribe se sitúa en torno a unos 4,2 millones. Según esta institución,  el índice de mortalidad materna es tres veces más alto en países con leyes restrictivas respecto al aborto.
El 13 de febrero de 2014,  el  Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) rechazó la despenalización del aborto y ratificó el respeto a la vida desde la concepción, pero exhortó a la Asamblea Legislativa  a elaborar una norma que  reconozca y respete los derechos sexuales de la mujer. Tras un largo debate, el TCP, mediante la Sentencia   206/2014, anuló entonces la   orden o autorización judicial para la práctica del aborto ligado a  actos delictivos,  también llamado «aborto impune”.
Según las estadísticas del  Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (CIDEM), en Bolivia  siete de cada 10 mujeres han sufrido un abuso sexual y  seis de cada 10 mujeres fue violada en su propio hogar.

Comentario
Sandra Aliaga,  periodista y docente
«La pregunta es muy general”

No creo en unas encuestas a quemarropa, porque la despenalización del aborto  es un tema sumamente polémico y sumamente  difícil.
Realicé muchas investigaciones sobre el aborto, hice  una encuesta de 102 preguntas en las que la mayoría de los entrevistados,  al principio, tenía una posición muy cerrada y se negaban a legalizar el aborto; pero cuando avanzamos con las preguntas, la gente comenzaba a cambiar de opinión debido a un fenómeno llamado «la espiral del silencio”.
En esta espiral, los seres humanos tendemos a responder lo que supuestamente pensamos que respondería  la mayoría,  para no caer en una contradicción con el pensamiento social.
En esta encuesta la pregunta es general. Es complejo el tema para entender el sentimiento nacional con una pregunta. No se cuestiona, por ejemplo, sobre los tipos de aborto, si es ilegal o si el aborto es terapéutico.
Los resultados  me parecen súper honestos, pero no brindan  una información científicamente adquirida sobre qué es lo que piensa la gente sobre el aborto.
De entrada, hay la tendencia de responder «no”, de lo contrario la gente pensará  que eres una persona libertina, inmoral. No me sorprende el resultado, pero estoy absolutamente convencida  de que nuestros estudios de 2012 tienen resultados  más completos. Ahora, estos  no son resultados que me estén retratando fehacientemente la realidad.
Históricamente este debate del aborto está en la sociedad del mundo desde el nacimiento de Cristo o incluso antes, luego reapareció en la época de la Inquisición, Iluminismo, revolución industrial y varios momentos importantes de la historia.
La mayoría de la gente, por convención social, piensa que es bueno oponerse.

Luis Larrea,     presidente del Colegio Médico
«Practicar abortos va contra la ética”

El rechazo a la despenalización del aborto demuestra que somos una población  que todavía tiene  valores, al considera que el aborto es realmente una forma de causar daño a un ser humano.
Como profesionales, los médicos también estamos en desacuerdo en que se pueda legalizar el aborto, por nuestro principio ético que  es el de preservar la vida. Coincidimos con la respuesta de la población a esta pregunta, porque esa es la respuesta que se espera: no apoyar la legalización del aborto.
El ejercicio de la Medicina tiene conceptos éticos muy fuertes y aquel colega que practica abortos está yendo en contra de la ética. El hecho de que algún colega practique abortos   depende netamente de la formación de cada persona. Desde todo punto de vista, nosotros repudiamos esa actitud.
Nosotros, como médicos, debemos  respetar el juramento que hicimos cuando nos graduamos y entregarnos a  preservar la vida.
En cuanto a costos del proceso y reducción de índices de mortalidad de mujeres que practican el aborto, se tendrá que abrir un debate para explicar las causas del aborto y evitar la mala información. Si éste es  beneficioso para la población, entonces, seguramente,  como profesionales, aclararemos nuestra posición.
Los casos de embarazos por violación a menores de edad deben resolverse dentro del Código de Procedimiento Penal. Seguramente en esa parte -sea por instrucción judicial o por determinación de la Fiscalía- tendremos que cumplir con el aborto como médicos.
En estos casos es importante  proteger la identidad del colega que practicará el aborto por una resolución judicial. Reitero, si es por preservar la vida de la niña, tendremos que hacerlo por resolución judicial.

 

 

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2015/6/21/despenalizar-aborto-encuestados-opone-60630.html