Skip to main content

“Alerta contra violencia a mujeres no es prioridad”

t_2016 01 27_56

El Diario/ La Paz. La abogada y adjunta de programas de la Defensoría del Pueblo, Griselda Sillerico, llamó la atención por el elevado número de casos de feminicidio, en las primeras semanas de este mes, y que, pese a ello, en la actualidad no es prioridad en la agenda política gubernamental la declaratoria de alerta nacional, como planteó este organismo público en 2014.

Anotó que sigue en vigencia la normativa que dispone que dinero proveniente del IDH sea destinado por los municipios para fortalecer la materia de Seguridad Ciudadana y especialmente la prevención contra la violencia a la mujer.

“Pero como no es prioridad aquello, no se cumple”, señaló al reiterar que se hace fundamental la necesidad de declarar la alerta nacional mencionada.

Sillerico remarcó que es preocupante la cifra que se tiene de feminicidios (ayer se registró el último caso en Chuquisaca y ya son 11) en lo que va del primer mes del año y peor, la crueldad con que han sido victimadas las mujeres.

Puso, como ejemplo, la muerte de la joven Sarita Choquehuanca, de 18 años, quien apareció muerta en la zona de Cotahuma, hasta donde se dirigió para lavar su ropa. “Su vida fue segada con tortura, maltrato cruel e inhumano”, afirmó. En la actualidad el caso –aseguró– será causa de seguimiento con la ayuda de la abogada Paola Barriga.

Sin embargo, la cuestión no solo radica al número de víctimas, sino la forma como se acaba con la vida de las mujeres, puesto que ni siquiera se respeta la edad.

DEFENSOR

Al respecto, el defensor del Pueblo, Dr. Rolando Villena, observó que en la actualidad el Estado no cuente con un Plan Nacional para frenar los casos de violencia contra la mujer y evitar el aumento de los casos de feminicidio, tomando en cuenta la decena de casos que se han registrado en lo que va del año.

“Eso está generando mayores niveles de inseguridad ciudadana. Como no tenemos un plan, una alerta para proteger la vida de las mujeres, todo quedó en buena intención”, declaró.

El pasado fin de semana, Villena expresó que los niveles de violencia con los que proceden los agresores, no se tratan únicamente de comportamientos individuales, sino que constituye el reflejo de los alcances a los que pueden llegar las “sociedades enfermas”.

“El año pasado tuvimos en total 117 feminicidios y, en apenas 23 días de 2016, ya suman 10 casos, varios de ellos cometidos con tantos niveles de crueldad y odio que nos hacen pensar no ya solo en individuos desequilibrados, sino en sociedades enfermas”, lamentó.

A propósito, señaló ayer que en Bolivia se está construyendo “un modelo de sociedad desprovista de valores sociales y con crecientes niveles de violenta, donde el respeto a la vida, la dignidad y la integridad de las personas se ha relativizado”.

INFORME DE 2015

En el informe sobre el Ejercicio de los Derechos Humanos de 2015 se dio a conocer que entre 2008 y 2012, cuando aún no se tipificaba el feminicidio como delito, se identificó un total de 335 mujeres asesinadas por el hecho de ser tales.

En el documento, además, se menciona que “el análisis de la información oficial muestra vacíos y falencias en la recolección y emisión de datos oficiales, debido a la falta de recolección y estructuración de datos, debido a la falta de aplicación del Sistema Integral de Prevención, Atención, Sanción y erradicación de la Violencia en Razón de Género y la adecuación del Registro Único de Violencia Intrafamiliar”.

No Comments yet!

Your Email address will not be published.