Skip to main content

Activistas y religiosos avivan el debate por la Ley de Identidad de Género

f500x0 94985_95003_100

Página Siete.

Laura Álvarez  tiene 45 años y es la primera presidenta transexual del colectivo Trans, Lésbico, Gay y Bisexual de Bolivia (TLGB). Nació varón. Así lo certifica su cédula de identidad ,  aunque en la actualidad su cuerpo expresa  lo contrario.

Pese a que varios de sus compañeras transexuales y transgéneros  han logrado cambiar sus datos en  certificados y documentos de identidad,  mediante juicios, Laura espera que se promulgue la Ley de Identidad de Género -que impulsa su colectivo-, que    le permitirá el cambio de datos sin mayor papeleo.

«En mi cédula  aún  figuro como Alberto Álvarez”, comentó  esta activista  pelirroja, alta y  delgada, quien contó que tras  cuatro años de gestión, este  proyecto de ley   corre el riesgo de quedar truncado.  «Nos hemos enterado que miembros de la Iglesia Católica y de las iglesias evangélicas han manifestado su desacuerdo con este proyecto de ley y se lo han hecho saber al presidente Evo Morales”.

La Ley de Identidad de Género  viabiliza  la dotación de personería jurídica a las personas transexuales y transgénero. El proyecto de ley presentado por la comunidad TLGB está  conformado por 11 artículos, una disposición transitoria y una disposición final, y  «tiene por objeto   establecer el procedimiento para el cambio de los datos,  el nombre y sexo de las personas transexuales y transgénero, permitiéndoles ejercer el derecho a la identidad de género”, se lee en el documento.

A decir de Álvarez, este  texto fue revisado y socializado   a fines de  2015 por la actual ministra de Justicia, Virginia Velasco, y el  viceministro  de Justicia y Derechos Fundamentales, Ernesto Jiménez. «Con ellos  se ha logrado aprobar la ley en el Órgano Ejecutivo, es decir que los ministros han dado su apoyo y visto bueno  al proyecto”, explica la activista, quien considera que su comunidad está siendo víctima nuevamente de discriminación. «La Ley de Identidad de Género es parte de un derecho humano. Pretender que no se la promulgue es un atentado a nuestros derechos y una muestra de discriminación”.

Definiciones según la norma

La norma establece que el género es una construcción social de roles, comportamientos, usos, ideas,  prácticas  y otras costumbres para el hombre y la mujer. Asimismo, establece  que un   transexual es un hombre o mujer, cuya identidad de género no corresponde con su sexo biológico y opta por realizarse una intervención quirúrgica  para cambiar sus órganos genitales y su cuerpo. Similar idea  se utiliza para los transgénero, que a diferencia de los transexuales no han acudido a las  cirugías u  otras modificaciones permanentes.
Iglesias en desacuerdo

Consultado sobre el tema, Óscar Muñoz, presidente de las iglesias evangélicas, señaló que  este proyecto de ley es un engaño. «Ningún científico  podría avalar  que haya habido un cambio de cromosomas en las personas transgénero o transexuales. Por ello es menester que este tipo de cuestiones sean consultadas  a través de un referendo nacional… A la persona que se le cambie el sexo en el carnet de identidad se le esta engañando, pues quien es mujer  tiene que tener la capacidad de tener hijos”.

Por esta razón, Muñoz ha emprendido una campaña de recolección de firmas con las que buscan evitar la promulgación de esta norma. «La comunidad TLGB ha logrado 1.500 firmas en cinco años de trabajo.  Nosotros en menos de dos días hemos recaudado más de 4.000 firmas para el rechazo de esta ley. Seguiremos recaudándolas”.

Asimismo, indicó que «las leyes deben reflejar el deseo de la mayoría”.

En ese mismo sentido, la Iglesia Católica dio a conocer a fines de diciembre un comunicado en el que  manifestó su repudio a la legalización del cambio de género en el cédula de identidad. Argumentó que esto «contraviene los principios de la ética y de la moral evangélica”.

Expresó su rechazo, pese a que el cambio de género en la actualidad está amparado en la legislación internacional como un tema de derechos humanos. «Dicha ley se inspira en la ideología de género que, impulsada por un lobby internacional, pretende subvertir uno de los fundamentos de nuestra convivencia humana, negando la verdad básica y fundamental de lo masculino y femenino”, indicó la Conferencia Episcopal Boliviana.

La institución indicó que esa ideología «es totalmente ajena a las culturas indígenas” de Bolivia y, citando al papa Francisco, manifestó que la iniciativa es un «claro intento” de «colonización cultural que arriesga minar los fundamentos de la vida de las familias y de la dignidad de cada persona”.
500 personas trans esperan la ley de identidad
Cambio de género en la cédula: un trámite «duro” de casi un año

 

 

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2016/2/1/activistas-religiosos-avivan-debate-identidad-genero-85257.html

No Comments yet!

Your Email address will not be published.